Nacho Pérez Cortés

0
37

“No saber cómo lo voy a hacer es lo que me divierte y me motiva de una propuesta”, confiesa Nacho Pérez Cortés, quien tuvo tal sensación con Avenida Q. Es el protagonista de esta comedia musical que narra la historia con marionetas y actores en simultáneo.

“El principal desafío es que el muñeco cobre vida y sea un personaje en sí mismo, no un pedazo de goma espuma. Parece una pavada, pero requiere mucho trabajo. Por otra parte, es extensa, hay que sostenerla físicamente”, dice y bromea: “Gran parte del primer acto es un triatlón”.

También sostiene que el mensaje es contundente: “Habla de crecer, porque todo el tiempo estamos buscando una meta para la vida, crecemos con presiones y cuentos para ser felices o prósperos económicamente, pero cuando la cosa se simplifica, empieza

a pasar la vida en el medio. Está buenísimo que la obra es simple y compleja a la vez”, comenta.

Con formación en comedia musical desde su infancia en Santa Fe y un recorrido profesional que, además de musicales, incluye teatro clásico y televisión, trata de no idealizar demasiado el futuro. “La carrera va mutando, así como yo. Tengo claro cuál es mi trabajo, vivo de eso y soy feliz. Después, si de repente soy un nombre en la escena, son cosas que me escapan”, y revela que este año le gustaría profundizar en el cine.

  • ¿Una obra que recomiendes como imperdible?

El brote, de Emiliano Dionisi.

AVENIDA Q

Un joven busca su propósito en la vida y, al mudarse a un nuevo barrio, encontrará a personajes peculiares. Un musical con marionetas que hablan de política, racismo, elecciones sexuales y consumo de drogas con mucho humor.

Martes de abril, a las 20:30, en Teatro Maipo, Esmeralda 443, CABA.